NEWSLETTER INMOBILIARIA
FEBRERO 2024
¿Cómo calcular la cuota de la hipoteca que más me conviene?
FUENTE: ElPaís
Una de las principales cuestiones que debe considerar el comprador de una vivienda al contratar una hipoteca es cuánto dinero va a pagar cada mes para devolver el préstamo.

La cuota de la hipoteca acompañará al futuro propietario durante toda la vida del contrato, por lo que debe ser acorde con su solvencia económica y con su capacidad de endeudamiento.

Los expertos y las autoridades monetarias, como el Banco de España, coinciden en que el objetivo es pactar que la cuota no supere el 30% de los ingresos mensuales, o el 35% en el caso de tener otros préstamos o deudas contraídos.

Si se solicita en pareja, algo habitual ya que dos de cada tres hipotecas cuentan con dos titulares, de acuerdo con los datos del portal inmobiliario iAhorro, este porcentaje se calculará entre ambos, lo que aumenta las posibilidades de acceder a un préstamo hipotecario mayor y, por tanto, incrementa la capacidad de endeudamiento.

Una vez que se conoce cuánto se debe destinar a la hipoteca, a los futuros propietarios les surge la cuestión de ¿cómo se calcula la cuota? La cantidad que el hipotecado paga mensualmente para devolver el préstamo depende de cuatro factores:

El capital prestado. Es el mayor condicionante de la cuota, ya que, cuanto más grande sea el capital, mayor será el desembolso cada mes. Además, hay que tener presente que el banco ofrece una financiación, como máximo, del 80% del valor de tasación del inmueble, por lo que el futuro propietario debe tener un ahorro del 20% restante, junto a entre un 10% y un 15% adicional para los gastos asociados a la operación de compraventa. El importe medio de las hipotecas firmadas durante el último trimestre de 2021 fue de 140.600 euros, de acuerdo con la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El plazo de amortización. Es el periodo en el que el titular debe devolver el préstamo hipotecario. Cuanto más corto sea, más alta será la mensualidad. Este plazo puede acortarse amortizando el crédito, es decir, devolviendo una parte o la totalidad del capital adeudado antes de lo acordado. Esta transacción, no obstante, suele conllevar el cobro de una comisión. La duración media de una hipoteca en España es de 24 años y medio, según la AHE.

El tipo de interés. Es el coste anual que abona el prestatario a la entidad bancaria a cambio de haber recibido el capital prestado y se aplica a la cuota mensual. En este punto hay que tener en cuenta dos elementos: el tipo de interés nominal (TIN) y la tasa anual equivalente (TAE). El primero refleja el coste efectivo de la hipoteca, mientras que el segundo representa el coste real. Ambos se expresan como un porcentaje sobre el total del capital que queda por devolver.

La modalidad de hipoteca. Existen dos modalidades, la hipoteca a tipo fijo y la hipoteca a tipo variable. En la primera, la cuota mensual permanece constante durante toda la vida del préstamo. En la segunda, sin embargo, la cuota varía en función de un índice de referencia, que en España suele ser el euríbor.
c/ Sant Carles, nº 18
08921 · Santa Coloma de Gramenet · Barcelona
Tel: 934662233
c/ Industria, 143
08912 · Badalona · Barcelona
Tel: 933975965

comercial@finquesrubio.com