NEWSLETTER INMOBILIARIA
AGOSTO 2020
La venta de viviendas alcanza las mejores cifras desde el 'boom'
FUENTE: Expansión
El total de transacciones de vivienda nueva y de segunda mano mejora en los últimos cinco años: desde 2013, punto más bajo de la serie, no ha dejado de crecer hasta 2018, año en que se rozaron las 582.000 viviendas vendidas.
Son datos del X Observatorio de la Valoración, estudio elaborado para la AEV (Asociación Española de Análisis de Valor) por Paloma Taltavull, profesora y responsable del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Alicante.

Es destacable que la venta de vivienda de segunda mano, que el año pasado superó las 550.000 unidades (datos del Ministerio de Fomento), haya alcanzado cifras similares a las del mejor momento del sector en los años 2005 y 2006. En los últimos cinco años se han comprado o vendido un total de 1.832.000 viviendas.
En cambio, la venta de vivienda nueva se comportó relativamente peor si se compara con los picos de los años 2005 (cuando se superaron las 330.000) y 2006 (más de 410.000). El año pasado, la vivienda nueva alcanzó una cifra de solo algo más de 56.000 viviendas. Según el informe, la causa de esto hay que buscarla en la falta de volumen de edificación (oferta) durante los años posteriores al 2008.
El techo de venta tanto de vivienda nueva como de segunda mano se registra en el año 2006, en el que se vendieron más de 955.000 viviendas, de las cuales el 43% correspondían a vivienda nueva. Por su parte, el punto más bajo se alcanza en el año 2013, con transacciones que superaron escasamente las 301.000 viviendas. A partir del 2014, comienza la recuperación, que se mantiene hasta el año pasado.

Precios competitivos

Para los autores del informe "sorprende un mercado residencial donde comienza a darse un elevado número de transacciones, pero donde los precios crecen de forma suave. Esta coincidencia induce a pensar que una parte relevante de las compraventas son oportunidades de compra a precios competitivos" consecuencia de la post-crisis. Además, la recuperación del empleo y la apertura de la financiación completan las posibles razones.

Este análisis se completa con datos sobre el perfil del comprador: en 2018, la mayoría de ellos fueron españoles. Adquirieron 488.000 viviendas frente a 89.300 compradas por extranjeros residentes en España (en torno al 16% del total). Más de la mitad de las adquisiciones de extranjeros se encuentran fuertemente concentradas en cuatro provincias: Alicante, Canarias, Baleares y Málaga. En concreto, Alicante, con un 50%, está a la cabeza de las provincias con más compras de extranjeros.

La presencia de compradores no españoles se asocia a los precios bajos de los últimos años. En general, el estudio afirma que "comparando con la media nacional, los precios relativos de las regiones que concentran la mayor parte de las transacciones se han reducido durante el periodo de post-crisis, generando mercados con oportunidades que aún persisten". El informe asegura que "provincias como Baleares, Madrid y Barcelona han alcanzado la posición de valores relativos previos a la crisis. Otras, como Málaga, por el contrario, lo han visto descender".
Calle Armando Muñoz Calero Nº4 BAJO
30880 · ÁGUILAS · MURCIA
Tel: 968 41 03 99
angel@attc.es