NEWSLETTER INMOBILIARIA
OCTUBRE 2022
En Extremadura baja el precio de la vivienda
FUENTE: hoy.es
Lo normal es que el precio de la vivienda suba prácticamente cada mes que pasa. Así ha ocurrido en el último año en toda España con la única excepción de Extremadura, donde los precios de las casas en venta han bajado en este último trimestre de 2018 si se compara con los que había en ese periodo de 2017. Lo indica el último Informe de Vivienda de la sociedad de tasación Gesvalt, que habla de un descenso del 0,35% en los precios de los inmuebles de la región cuando en el resto de comunidades autónomas la subida media anual de los precios ha sido del 9%.

Si las mayores subidas se han dado en Canarias (11,5%), Baleares (10,8%), Cataluña (10,6%) y Madrid (9,9%), este indicador solo permanece estable en Extremadura y Asturias, donde el incremento del precio es prácticamente irrelevante con un 0,7% respecto a 2017.
Según Adolfo del Molino, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Badajoz, «en este 2018 hemos notado que el precio ha bajado, pero creemos que se ha tocado suelo y no bajará más. Lo que se ha estado vendiendo ahora son las viviendas más económicas, las que van de 30.000 a 100.000 euros porque las que son más baratas, en torno a 25.000 euros, ya han sido compradas. Los chollos se han acabado», afirmaba ayer.

El de la consultora Gesvalt no es el único informe que señala a Extremadura como una excepción en las estadísticas relacionadas con un sector inmobiliario que se mueve con los precios más bajos del país, singularidad que no impide que este mercado de vivienda usada esté recobrando el pulso pues las transacciones han subido el 17%, un índice por encima de la media nacional.

Empezó a caer en 2012
En Tinsa, otra sociedad tasadora, también analizan esta evolución de precios cada final de año. Según sus informes periódicos, entre 2002 y 2007 el precio de la vivienda en Extremadura registró subidas sucesivas de entre el 7% y el 11% cada año. A partir de 2008 y hasta 2014 el precio empezó a caer, con fuertes descensos en 2012 y 2013 que llegaron a devaluar las viviendas un 10% respecto al año anterior. Tras unos leves repuntes en 2014 y 2016, el precio medio de la vivienda en la región volvió a caer desde el segundo trimestre de 2017, esta vez de manera menos acusada, por debajo del 5% hasta que en el último trimestre analizado, el tercero de este 2018, Tinsa ha observado un repunte mínimo, del 0,1%, lo que sitúa a Extremadura como uno de los pocos lugares donde el precio de las casas se ha mantenido prácticamente igual en el último año.

«Los chollos ya se han acabado. Creo que los precios han tocado suelo y ya no bajarán más»
ADOLFO DEL MOLINO | PRESIDENTE API DE BADAJOZ

Por tener alguna referencia, el portal inmobiliario Pisos.com tiene ahora mismo en cartera un apartamento de cien metros cuadrados con dos dormitorios en Badajoz capital por 180.000 euros, a 1.800 euros el metro cuadrado, aunque otras ofertas en la misma zona rondan los 1.000 euros el metro cuadrado. En Cáceres, por citar otro ejemplo, un dúplex de 125 metros con cuatro habitaciones en pleno casco histórico se vende ahora por 110.000 euros, esto es, a 880 euros el metro cuadrado.

Hay que tener en cuenta que entre las capitales de provincia y los núcleos rurales la diferencia de precios es notable. Para Extremadura Tinsa hace una media de 754 euros el metro cuadrado, muy bajo si comparamos la cifra con la etapa previa a la crisis. A finales de 2007 esta referencia alcanzó su máximo valor con 1.111 euros de media por metro cuadrado en la región (Gesvalt sitúa aquel pico de hace once años cerca de los 1.200 euros). Desde entonces, el precio ha ido bajando paulatinamente y solo desde 2014 ha mostrado cierta estabilidad con un descenso más contenido hasta situarse en los 754 euros actuales (805 euros, según el informe de Gesvalt), el más bajo de España junto con Castilla-La Mancha (835 euros) de una clasificación que lideran Baleares (2.218 euros) y País Vasco (2.189 euros).

El mercado se anima
En lo que Extremadura sí sigue la tendencia nacional es en el aumento del número de transacciones, según el último informe de Tinsa. En vivienda libre estas fueron 2.105 (1.304 en Badajoz y 801 en Cáceres) en el tercer trimestre de este año, lo que significa un incremento anual del 17% en Extremadura cuando el crecimiento medio observado en España fue del 11%. Solo en cuatro comunidades aumentaron las compraventas de viviendas en términos relativos por encima de Extremadura, lo que significa que aquí el mercado se está reactivando.

Esta percepción la comparte Adolfo del Molino, que además de representar a los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria pacenses lleva treinta años en el sector. En su opinión, el mercado está «animado». Lo nota en un paisaje urbano en el que han vuelto a emerger las siluetas de las grúas y también en la confianza recobrada de los bancos. «La compraventa de vivienda –explica– al final depende de los bancos y ahora han vuelto a abrir la mano. Con la sentencia reciente (que obligaba a las entidades a pagar los gastos de notaría) hubo un parón, pero apenas duró tres semanas. Lo que sí se nota es que en la calle a la gente no se le ha olvidado la crisis y tanto bancos como intermediarios y compradores se han vuelto más prudentes».
Calle Aguarón Nº10
50014 · Zaragoza
Tel: 976 479 409
info@aldebre.com