NEWSLETTER INMOBILIARIA
OCTUBRE 2022
La era de la pantalla. Ahora, más que nunca.
FUENTE: Elaboración propia
La fotografía inmobiliaria siempre ha sido una herramienta clave a la hora de comercializar una vivienda. Numerosos estudios demuestran que la primera impresión es crucial a la hora de captar una venta, ya que la mayoría de las personas descartan una vivienda en los primeros 90 segundos. No se trata de una reacción racional, sino al contrario: tal y como vimos en el número anterior, las emociones juegan un rol determinante a la hora de seleccionar una vivienda.

Ahora que la crisis del coronavirus y el temor a los contagios nos ha vuelto todavía más digitales, esa primera impresión obtenida a través de las fotografías cobra más importancia que nunca. Ya no basta con realizar un reportaje fotográfico profesional o un plan de home staging que resalte los puntos fuertes de las viviendas, sino que el mercado exige más. Mucho más.

La implantación de medidas de seguridad sanitaria se ha traducido en una optimización de las visitas, de modo que solo se organizan in situ aquellas realizadas por un comprador realmente interesado en la adquisición de la vivienda. Aunque cada vez es más frecuente, sigue siendo mínimos los casos en los que un titular adquiere su vivienda sin haberla visitado primero de manera física.

No obstante, para que un comprador llegue a este punto, es necesario que previamente haya podido visualizar la vivienda de otra forma, y no solo mediante las fotos habituales. Ahora, la tecnología ofrece multitud de opciones para que las personas puedan visitar las viviendas de manera virtual: tours virtuales, vídeos en 3D, realidad virtual, etc. Estas herramientas inmersivas permiten visualizar las viviendas de un modo casi tan exhaustivo como una visita física, con la ventaja añadida de que, además, los vídeos o tours se pueden repetir tantas veces como el comprador desee. De esta manera, podrán resolver dudas o completar información sin necesidad de visitar la vivienda.

Todas estas herramientas se han convertido en un gran elemento diferenciador para las inmobiliarias. Aquellas que cuentan con la tecnología y los medios para ofrecer este tipo de servicios cuentan con la capacidad de sobreponerse a las complicaciones derivadas de una crisis que nos ha relegado al ámbito virtual en muchos aspectos de nuestra vida. Además, son una excelente manera de asegurar a los clientes vendedores una comercialización fructífera de su vivienda, ya que su casa seguirá siendo visible a pesar de las complicaciones. Por último, contar con ellas construye la imagen de la inmobiliaria a nivel corporativo y de marca, ya que la agencia demuestra ser una empresa actualizada y novedosa con capacidad de adaptación e innovación, así como de seguir el ritmo de una tecnología que cada vez avanza más deprisa.
Calle Aguarón Nº10
50014 · Zaragoza
Tel: 976 479 409
info@aldebre.com